03 marzo 2017

RECHAZO AGRESIONES PERSONAL SANITARIO EN UN CENTRO DE ATENCION PRIMARIA EN SABADELL

SOMOS SINDICALISTAS CATALUNYA rechaza  las agresiones al personal sanitario de los últimos días en el Vallès

Somos Sindicalistas Catalunya, denuncia las últimas agresiones a personal sanitario ocurridas en la comarca del Vallès Occidental, que han tenido lugar estas semanas. Así, el lunes de la semana pasada, una doctora fue agredida verbalmente mediante insultos y amenazas a la vez que sufrió un intento de agresión física por parte de un paciente conflictivo en urgencias del CAP de Badia del Vallès. Este martes otra doctora ha sido agredida físicamente mientras estaba en su consulta desempeñando su labor de atención sanitaria en el CAP del barrio de la Creu Alta.

José Miguel de la Torre, empleado sanitario y miembro del sindicato, lamenta que los hospitales públicos y centros de salud del Vallès y de toda Catalunya sigan sumando incidentes de este tipo. A nuestro juicio, la imagen pública del personal sanitario se ha desvalorizado ante la ciudadanía, como consecuencia de la proyección negativa del personal sanitario auspiciada para justificar los recortes de salarios a los empleados públicos. Se recortan salarios, se reduce el personal y las listas de espera aumentan. No se puede tratar a l@s eferm@s como clientes. Esta mala gestión aumenta la tensión en l@s pacientes, e incluso desembocan en agresiones al personal sanitario.

Exigimos al responsable de Recursos Humanos de la zona metropolitana norte, Joan Grau Corbatera, que responda según sus funciones a los Directores y Directoras de los centros de Salud, y no reprima al personal en su derecho de denuncia ante los recortes que dejan a la sanidad inoperativa, y a su personal desprotegido.

Pedimos a los responsables que desplieguen los protocolos de prevención y de gestión de las agresiones al personal sanitario, con el objetivo de acompañar al o la profesional agredida y poner a su disposición toda la asistencia sanitaria.

Exigimos que se tomen las medidas oportunas para que estos lamentables sucesos no se vuelvan a producir, incrementando la seguridad en estos centros así como en el resto de los centros de salud de Catalunya.

Se deben incorporar a la normativa que regula el funcionamiento de la sanidad pública, sanciones administrativas específicas para aquellas conductas de usuarios que perturben el orden de los hospitales o centros de salud, o falten al respeto al personal sanitario.

Es importante que las agresiones que se producen en los centros sanitarios se visualicen y denuncien, indicando que desde la administración sanitaria deberían exponerse públicamente los resultados de las sentencias relacionadas con estas agresiones, para que los usuarios sean conscientes de las consecuencias de este tipo de actitudes. Estamos hablando de delitos de atentado contra funcionario público, es decir contra la autoridad, según la reforma del Código Penal. A la vez se están dictando sentencias que responsabilizan a la administración sanitaria por no haber tomado medidas de prevención para evitar que estas situaciones se puedan producir. Somos exige que se aplique la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Del mismo modo que se han editado trípticos informativos destinados a los profesionales de la sanidad, también es necesario editar uno dirigido al o la usuari@ en que se le informe de sus deberes, se le recuerde el respeto que merecen tod@s l@s trabajadores y trabajadoras que lo atienden y se le/la informe o se le faciliten medios pacíficos para reclamar en caso de no estar de acuerdo con una decisión o actuación de algún/a trabajador o trabajadora, como por ejemplo la presentación de reclamaciones o la posibilidad de hablar con algún/a responsable.
En cuanto a la actuación tras la agresión, la Administración tiene que proporcionar apoyo completo al trabajador o trabajadora, que tiene que consistir no solamente en asistencia sanitaria, sino, si hace falta, también asistencia psicológica y legal. Es capital, también, que haya un registro de las situaciones de violencia para que se puedan estudiar los datos que se desprenden y conocer las causas que facilitan que se produzcan estas situaciones indeseadas y así poder aplicar las medidas correctoras y preventivas en cada centro. Es importante que no solamente se registren los datos sino que se trabaje, con estos datos.
Manifestamos nuestro apoyo al personal sanitario que se ha visto implicado en las últimas agresiones y destacamos el valor profesional que demuestran l@s trabajadores/as ante estas situaciones críticas.